google-site-verification: googlee5e2c584cdffeb12.html
google-site-verification=MYxwtMBCFhVfNfXoCJK17btqinNPegHrpvCdswHUwZE

Videos de Candelario

lunes, 17 de agosto de 2009

Historias de lobos en Candelario Salamanca


Dos cosas han traído a mi mente dos recuerdos que se leen en los legajos del Ayuntamiento; 1º el paseo por las calles del pueblo de dos lobos matados por dos jóvenes de La Garganta. 2º la elección de concejales.

De lobos. Ayer a cosa de las once de la mañana estaba Juan Francisco Blazquez de esta vecindad, de 30 años de edad, naturalmente ligero(hábil) en el sitio del Gallinero, de este término, en la sierra próxima de un prado suyo, con una piqueta de dos cortes, arrancando unas escobas y luego que acabó tomó la piqueta al hombro y echo a correr a su prado y como iba cuesta abajo, iba bien ligero y al brevísimo paso de llegar a la pared, se levanto un lobo que estaba echado al pie de ella y sin pretender huir, le quiso morder; pero a pesar de la sorpresa no esperada, la proximidad y ánimo del Juan Francisco y la casualidad de llevar la piqueta al hombro, le proporcionó el medio de darle a la fiera tan fuerte golpe en la frente, entre ambos ojos, que le clavó la piqueta rompiéndole la cabeza; la fiera saltó la pared que era baja y fué dando "bulcos" el prado de abajo y el Juan Francisco siguiéndola, la acobó de matar con la piqueta, y la trajo al pueblo; pesaría cosa de cuatro arrobas.

Joaquín Peña Rico
Secretario del Ayuntamiento, 18 de Febrero de 1828

2º: En la 2ª década del siglo XIX fue sustituido el govierno liberal por el tradicional, que devolvía a la nobleza sus fueros y privilegios. Antes que llegase la noticia al Ayuntamiento, llegó a los hidalgos de este pueblo y el jefe de ellos D. Juan o D. Pedro Gómez se llegó al Ayuntamiento, entró en la sala y preguntó a los que lo componían-¿Que hacen ustedes aquí? El alcalde respondió- estamos reunidos cumpliendo nuestro deber en nombre de la constitución. Entonces dijo el hidalgo- Ustedes están demas aquí, Contestó el alcalde- quien está demas aquí es usted y no mandan. Replicó el hidalgo- Ahora veremos si mandamos o no mandamos.
Se fué a la puerta, la cerró y echo el cerrojo por fuera, se guardó la llave en el bolsillo y se marchó.

Cuando tocaron a misa mayor, abrió la puerta del Ayuntamiento y dijo a los ediles- Ahora a misa delante de mi.
Y quedó disuelto e flamante Ayuntamiento

0 comentarios, agrega el tuyo:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...