google-site-verification: googlee5e2c584cdffeb12.html
google-site-verification=MYxwtMBCFhVfNfXoCJK17btqinNPegHrpvCdswHUwZE

Videos de Candelario

domingo, 23 de agosto de 2009

Valores de la Sierra, 3



VALORES NATURALES DE LA SIERRA DE CANDELARIO, TERCERA PARTE

Los estudios realizados hasta el momento sobre la fauna de la Sierra de Candelario son más numerosos que los de vegetación aunque aún se carece de muestras sobre invertebrados.
Las especies de tipo mediterráneo tienden a distribuirse en las zonas bajas cálidas y secas , dejando las más altas para las especies europeas y las más húmedas para las lusitanas o atlánticas. Actualmente se encuentran en el macizo de la sierra 13 especies de anfibios, 21 reptiles, 44 mamíferos y 146 aves, entre las que no faltan endemismos y variedades locales; de hecho, la mitad de los endemismos ibéricos de vertebrados se encuentran aquí.

Los robledales y castañares acaparan la mayor parte de la fauna de la Sierra.

La salamandra común (Salamandra salamandra) cuenta en nuestra sierra con un endemismo (Subsp. bejarae) diferente de la subespecie almanzorii de Gredos. Esta salamandra no es exclusiva de los bosques, ya que se puede encontrar en el suelo de los cevurnales hasta los 2000 m.

Una de las rarezas es la culebrilla ciega (blanus anereus). Vive enterrada y se alimenta de larvas y arañas.

Entre las serpientes del bosque destaca la culebra lisa europea (Corvenella austriaca). Prefiere los brezales y roquedos húmedos donde caza lagartijas y micromamíferos, pero se adentra también por los piornales y canchales hasta los 2200 m.
La musaraña ibérica (Sorex granarius) fue descrita a través de ejemplares encontrados en Candelario por un grupo de zoólogos suizos. La musaraña campesina también habita en bosques y huertas.

Cabe destacar la gran variedad de murciélagos, unas 12 especies, entre las que destacan por su abundancia el murciélago común, el rabudo, el grande de herradura, el ratonero o el orejudo.

Son típicos de los robledales: el tejón (Meles meles), que excava sus huras entre las espesuras de los bosques por debajo de los 1200 m. mientras que el lirón careto (Elyomis guercinus) y la gineta (Genetta genetta) son . El zorro (Vulpes vulpes) se esconde en todo tipo de bosques, donde se alimenta de pequeños animales, frutos, huevos e insectos. El gato montés (Felis silvestris) es arisco arborícolasy prefiere los melojares.

Los mamíferos más típicos de las praderas son los topillos, concretamente los de cabrera (Microtus cabrerae) y el lusitano (Pytimis lusitanicus). Ambos forman parte de la dieta de la lechuza junto con la musaraña común, el ratón moruno (Mus spretus), ratón casero (M. musculus) y más raramente la musaraña enana (Surcus etruscus), el mamífero más pequeño del mundo. La comadreja (Mustela nivalis) habita también entre los muros de piedra de prados y huertas.

El tritón jaspeado (Triturus marmoratus) y la rana común (Rana perezi) ascienden por el tramo medio del río Cuerpo de Hombre hasta el límite del bosque. Los tritones y gallipatos (Pleurodeles walt) se alimentan de zooplancton, nemátodos y larvas de dípteros, pero las ranas son exclusivamente insectívoras. Todos ellos son presa favorita de la culebra viperina (Natrix maura).

Aunque escasa, la nutria (Lutra lutra spp. lutra) ha aumentado su población en los últimos años encontrándose en el río donde se alimenta de truchas (Salmo trutta) y animales acuáticos. La lavandera blanca (Motacilla alba) y el martín pescador (Alcedo athis) son las aves nidificadoras más típicas de los ríos bajos.

En las aguas cristalinas, frías y bien oxigenadas de los arroyos alpinos y lagunas glaciares (2100 m.) se encuentran además el tritón ibérico (T. boscai) y sobre todo la rana patilarga (Rana iberica) junto con el bisbita ribereño alpino (Anthus spinoletta ssp. spinoletta).

Además del gran lagarto ocelado (Lacerta lepida), otros reptiles mediterráneos han ido ocupando los matorrales degradados por el pastoreo como el eslizón ibérico (C. bedrigai). La lagartija colilarga (Psanondromus algirus) es la más común en las laderas de la sierra hasta los 1500 m. siendo posible encontrar a la colirroja (Acanthodactylus eryhrus) en llanos bajos y arenosos, y quizá también la cenicienta (A. phispanicus).



Esta exposición está basada en :
FRANCISCO SÁNCHEZ-BAYO SÁNCHEZ, “El marco geológico de la Sierra de Candelario en los albores del siglo XXI”, Revista de estudios bejaranos, año X - nº 7 (Ed. Centro de Estudios Bejaranos 2003).
Medidas de desarrollo rural para el municipio de Candelario, AAVV, coord. Fernando Santos Francés (Estudio realizado por la Facultad de Ciencias Agrarias y Ambientales. Universidad de Salamanca).

Agradecimientos a ÁNGEL MIGUEL DOMÍNGUEZ por la cesión de algunas de las imágenes expuestas.

"Los textos y las fotos de este artículo son de la presentación que abrió la exposición sobre los Valores Naturales de la Sierra de Candelario". Por su tamaño la he dividido en tres Partes. " Esta cierra la serie.

0 comentarios, agrega el tuyo:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...