google-site-verification: googlee5e2c584cdffeb12.html
google-site-verification=MYxwtMBCFhVfNfXoCJK17btqinNPegHrpvCdswHUwZE

Videos de Candelario

domingo, 9 de mayo de 2010

Candelario, el pais de los chorizos

Candelario desde Las Eras

 Un artículo sobre Candelario, publicado en Julio de 1899, I
   La publicación se titula Alrededor del Mundo. Su director y el firmante del interesante artículo es Wanderer. Es el número 5 de la publicación. Acompañan tres fotografías: una vista general del pueblo desde el parque, una Candelaria y el Choricero, tío Rico                                                                                    Lleva dos títulos: Una república dentro de España el primero. El segundo es: Candelario, el pais de los chorizos.

Damos paso al artículo de Wanderer.

-Candelario es lo que llaman los franceses una enclave, dentro de la Provincia de Salamanca; es decir un territorio independiente dentro de otro territorio. Sus vecinos constituyen un pueblo y hasta una raza completamente aparte, con indumentaria, usos y rasgos fisionómicos distintos en absoluto de los del resto de la Comarca Es más: los candelarios velan celosamente para que la gente forastera no vaya a inmiscuirse
en sus negocios y es muy raro que un candelario o una candelaria se casen con quien no sea de la villa o por lo menos oriundo de ella.                                                                                                                            En política depende nominalmene de España, pero de hecho constituye una república independiente. de forma patriarcal; y en este gran país de desunidos que se llama España, presenta Candelario el espectáculo de ser el pueblo más unido del mundo. Sus instituciones son admirables y Pí y Margall encontraría en ellas nada estrecha base en que apoyar sus doctrinas.

Con una colonia de artistas veraneaba en lo alto de un monte cubierto por hermosos castaños. cerca de Béjar. Servíanos de morada una espaciosa ermita y tan a gusto nos encontrábamos que rara vez se nos veía fuera del bosque... A buscar provisiones fuimos un día a Candelario, que teníamos a media hora de distancia y volvimos lo menos veinte veces, no por cuidados de la despensa, sino para estudiar aquella curiosísima gente, que cada vez nos interesaba más, Era día de fiesta y de baile en las Eras. Servía de fondo al panorama el monte. que conservaba tachones de nieve. aún cuando estábamos en Julio; aquel paisaje, la animación extraordinaria del baile, en que tomaba parte la Villa entera; y sobre todo los trajes de las mujeres originales y pintorescos en extremo, hacían creer que se estaba asistiendo a una representación magna en algún gran teatro. Los árboles y el bosque semejaban bambalinas y telones de fondo; y las mujeres parecían actrices haciendo de zagalas con trajes ideados por algún artista de teatro.

«Fíjese usted en el tocado, decía Manuel Crespo; Es Egipcio». y con efecto, pintados sobre los sarcófagos del período egipto-romano que hay en el museo de Gizeh, en el Cairo. he visto retratos de mujeres con tocados muy semejantes a los de Candelario. Tal vez así se peinaba Cleopatra.                                               ¿Y los ojos? -observaba Alvarez Dumont-Repare que tienden ligerísima mente a la oblicuiádad». Una jovencita los tenía tan hermosos y de tan candorosa expresión, que sirvió de modelo a uno de mis amigos para pintar una Virgen. Los lirios y las.rosas se habían unido para teñir sus mejillas, como dicen los poetas y su pelo era negrísimo, pelo de española neta. Trabamos amistad con su padre, a quien por rara coincidencia
ibamos recomendados y muy pronto fue amiga nuestra toda la Villa.

Asombrábanos ver a cada paso mujeres de cabeza fina y sin asomos de rusticidad vestidas con el traje típico del pueblo y aumentó nuestra sorpresa al tratarlas y convencernos por su conversación de que eran señoritas que en muchos casos tenían educación esmerada».


Un artículo sobre Candelario, publicado en Julio de,1899 y II
Mi abuela Lorenza Orgaz de Candelaria

«Aquella que ve usted allí me decían, señalándome a una rubia muy bonita, es de la familia. de los Rico, fundada por el famoso tío Rico, «el choricero», cuyo retrato hecho por Bayeu figura entre los tapices del Paardo. Tiene una buena fortuna y su hermano es dueño de una ganadería de toros de lidia. Esa otra tiene tantos miles de duros, vive en Madrid y cuando llegó, anteayer. para las fiestas del pueblo, lo primero que hizo, fue guardar las ropas de señorita, como hacen todas., y ponerse las de Candelario, que son las que nos gustan ya las que tenemos apego. Aquella  es más rica todavía; vive en Valencia, toca muy bien el piano y ha venido a casarse aquí con uno del pueblo. Pasado mañana es la boda.» .

Vimos la boda. Tenía un ceremonial más complicado que la de un Emperador.Entre otros rasgos verdaderamente curiosos vimos que los que bailaban con la novia y las que lo hacían con el novio tenían que pagar por el privjlegio;y el caso es que no faltaban chicas que sacaran al novio.,Los regalos se hacían,a los recién casados ante el tálamo o mesa, colocada ante la puerta de la Iglesia, en público, para quetodo
el mundo los viese; muchos eran en metálico, porque los candelarios, industriales y comerciantes por excelencia suelen ser muy prácticos.

En el Casino había un aiviso, poco, más o menos de este tenor:
«Este año se comprará la tripa a la casa X de Z (Francia) en las siguientes condiciones. (Seguía la lista de precios) El cartelito daba la norma de cómo están organizados los candelarios. Todos se dedican a la misma industria, la cura de jamones y la confección de toda clase de embutidos y de lenguas conservadas en tripa; pero en vez de hacerse unos y otros la competencia, están unidos como una piña. No compran aisladamente los artículos que necesitan, sino que el pueblo los contrata por medio de sus representantes y todos
se obligan a tomados de la casa con que se ha tratado; así obtienen precios más ventajosos y se evita que algún vecino adquiera géneros de mala calidad que desprestigien la fama de Candelario. Si llega un mayoral con una piara de cerdos o un pico de novillos y un vecino le ofrece un precio razonable y no lo acepta. puede estar seguro de que se volverá con el ganado, porque ninguno le ofrecerá un céntimo más.                             Rige de hecho en la Villa un comité compuesto por los vecinos más ancianos y de más representación, los cuales confeccionan todos los años una lista de los individuos (han de ser casados) que consideran más aptos para desempeñar los cargos municipales. Divídese la lista en ternas de a cinco personas, número igual al de concejales que toca renovar, poniendo en el primer lugar de cada una al individuo de ella que ha de ser alcalde, en el segundo al que ha de ser primer teniente-alcalde, etc. Días antes las elecciones se sortean en público las ternas y la que sale del bombo es la que unánimemente votan todos los electores.

A contrario de lo que sucede en los Ayuntamientos mal administrados, nadie acepta sino por obligación y como una verdadera carga los puestos municipales. y antes de la ley Mellado la junta de ancianos y notables había establecido la exención de cargo concejil durante seis años para los que le hubieran servido, privilegio muy apreciado allí. El secreto de esta repugnancia es que el pueblo impone a sus autoridades la obligación de vigilar estrechamente para impedir las adulteraciones y el uso de sustancias averiadas que perjudiquen a la fama de los productos de Candelario. No se permite el sacrificio de ninguna res que no haya sido reconocida minuciosamente, ni descuartizar ninguna cuya carne no esté examinada por el laboratorio microbiológico.


Un artículo sobre Candelario, publicado en Julio de 1899 y III
El choricero de Candelario Salamanca

.Por ese sistema político, que acabo de describir. se ha librado Candelario de las dos polillas que roen a España: los vividores de la política y los caciques. En las elecciones de diputados y senadores, el Ayuntamiento o una Comisión del cuerpo electoral designa al candidato que debe votarse. Cuanto a la independencia de que disfruta el pueblo, baste decir que es el más autónomo de España, gracias a
lo bien que conoce las leyes. ¿Se trata de alguna subasta para alguna obra en la localidad? pues los candelarios obtienen exención de subasta o presentan proposiciones pujando más que nadie y luego hacen privadamente otra entre los del pueblo, con lo que consiguen que las cosas, se hagan a su satisfacción.

En Candelario hay una verdadera república, que acata solo por forma nuestras leyes. Hasta tiene sus cónsules; porque no existe población importante donde no haya establecido un candelario. Todos sin embargo, abandonan sus tiendas y van al pueblo una vez al año, cuando las fiestas; en los bailes del casino ví reunidos a dueños de salchicherías establecidos en todos los distritos de Madrid y en la mayoría de
las capitales de la Península.                                                                                                                        El pueblo respira holgura y no se vé a un pobre en él. Todo el mundo sabe leer y escribir. Las escuelas están en un edificio magnífico. A los maestros no sólo se les paga, ¡Sino que se les gratificaJ Los chicos aprenden comercio además de la enseñanza ordinaria.                                                                                            Cada casa es una fábrica de embutidos y rara es la que carece de batipuerta, una especie de barrera a la cual se ata el novillo para sacrificarle.                                                                                                                 En los meses de Noviembre a Enero, Candelario presenta un aspecto aterrador. Rios de sangre corren por los arroyos a uno y otro lado de las calles, situadas todas en cuesta. Gritos espantosos e incesantes bramidos hienden los aires. Grandes hogueras iluminan siniestramente matanzas horribles, mientras chamuscan cuerpos de obesas víctimas. Durante esos tres meses los candelarios sacrifcan de 7000 á 8000 cerdos y más de 3000 vacas y novIllos bien cebados
Terminaré diciendo que los candelarios descienden de una colonia de pastores asturianos, que fijó su residencia en aquellos lugares».


CURIOSIDADESY A COMPARAR A DESTACAR
  por D: Jose Luis Buenadicha Martín

En una fugaz ojeada destacamos que entonces existía en el pueblo una gran cerrazón, siendo difícil matrimoniar con los de fuera. En ésto parece haberse ganado libertad. La estadística del año 77 dice que en el año anteriur contrajeron matrimonio once parejas mezcladas de Béjar y Candelario.

En el artículo aparecen sin embargo reseñados ciertos valores de suma importancia en los que hoy (1978) podemos haber pedido enteros. Por ejemplo se nos dice que Candelario era el pueblo más unido del mundo. Hoy hacemos gala de una fuerte independencia. Había claridad de diversiones en las Eras que nada tienen que ver con las oscuras discotecas. Había una responsabilidad política extraordinaria para votaciones, elecciones y para el ejercicio de los cargos, que tienen que ver poco con la apatía del momento y la falta de voluntarios en acercarse a estos ministerios. Había un apego noble a preservar el prestigio de Candelario, a
defender el tipismo, a vestir los trajes del pueblo cuando venían de fuera etc. ¡Ah y las batipuertas, Queda fuera de toda duda, como hemos defendido varias veces, que suponían una defensa ante las reses; no estaban motivadas en modo alguno por la nieve. Si éste hubiera sido el motivo, los pueblos de alrededor las hubieran tenido igualmente.

Este artículo nos lo ha envíado J. Miguel Alvarez Gómez, y es tal como se publíco en 1899.
Las fotos: La primera es de Requena; la segunda es de mi familia y la Candelaria es mi abuela Lorenza Orgaz Torres; y la tercera es "el Choricero"del libro de fiestas de 1974

6 comentarios, agrega el tuyo:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...