google-site-verification: googlee5e2c584cdffeb12.html
google-site-verification=MYxwtMBCFhVfNfXoCJK17btqinNPegHrpvCdswHUwZE

Videos de Candelario

lunes, 16 de agosto de 2010

Candelario, Piedra y Madera

Candelario macizo y pequeño se abre al campo

Candelario es un pueblo de piedra y madera, sencillo y natural. La madera se emplea no sólo en la carpintería interior, sino también en algunos casos en la propia estructura, en las vigas del piso, en las escaleras y barandas, en los entramados, en los tabiques de separación, en las taraceas rudimentarias que adornan portales y galerías, e incluso como simplesparamentos de tablazón en algunas balconadas.

Sin embargo, comparte protagonismo con la piedra, que suele ser usada en modesta mampostería rejuntada.
Este mampuesto a veces se sustituye por sillares, en raras ocasiones bien labrados, en la planta baja o solo en los zócalos, reservando la madera a los altos, negra y envejecida por los hielos y los años. Otras, sin embargo, son sus paredes por entero de piedra. En las mas, el tapial y el sillarejo se prolongan con el entramado de madera vista en el piso superior, con los rellenos de adobe o cascojo; aunque también se da que vayan revocados y encalados. Cuando se ve dicho entramado, no es estraño apreciar algunas piezas en diagonal con falsos tornapuntas.

La adaptación a la climatología no es menor que la orografía, Así, los edificios disponen de aleros muy volados para proteger de las lluvias y las nieves, ademas de tablas laterales, a veces decoradas. Las solanas son pequeñas, pero abundan los miradores corridos de madera para aprovechar los días claros castellanos y el viento que cure el embutido; aunque también hay sencillos balcones de hierro. Casi siempre las galerías están cubiertas. Los huecos adintelados acostumbran ser de piedra berroqueña, al igual que esquinazos, aristas y jambas remarcando portones y ventanas.

Es usual ver en estos dinteles grabado el año de constucción, la mayoría entre 1700 y 1920.

Las medianerías se protegen,(astiales)bien con tejas clavadas verticalmente, bien con madera pero mejor acabado que en La Alberca. Es usual también que las entradas tengan batientes (Batipuertas) para que se airee el interior e impedir el paso de animales. Esta curiosa media puerta es también muy abundante en la provincia de Burgos y otras comarcas castellanas; es habitual que tengan rebajado el peinazo para evitar que se curve o se venza, así como una argolla en la pared para atar las caballerías y a las bestias en su sacrificio.

El pueblo de Candelario, macizo y pequeño, con límites precisos, sin arrabales, se abre pronto al campo.

Extraído de la revista internacional "Periplo" año XXI, número 121, 750 pts, texto de Juan José Zorrilla,Fotos de Angel Ortega Candi Lopesino y Juan Idalgo /INCAFO, la fecha exacta no la se pero es del año 1994 o 95, compartimos portada con: Jerusalen, P.N. Canaima, Bergen y el Palacio del Potala
Candelario

2 comentarios, agrega el tuyo:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...