google-site-verification: googlee5e2c584cdffeb12.html
google-site-verification=MYxwtMBCFhVfNfXoCJK17btqinNPegHrpvCdswHUwZE

Videos de Candelario

miércoles, 9 de febrero de 2011

Candelario, un pueblo, una historia

Candelario
Al sur de la provincia de Salamanca y fronterizo con Gredos, Candelario se presenta como uno de los ejemplos más puros de la arquitectura popular serrana castellana. Si bien no desaca por la grandiosidad monumental, sus casas con las balconadas de madera y los aleros voladizos ofrecen una visión indeleble. Al pie del parque natural del mismo nombre, Candelario es así mismo un punto de partida ideal para conocer los roquedales de sus cimas.
Candelario

Candelario (Salamanca), una de las poblaciones más pintorescas de las comarcas alrededor de Gredos, fue declarada conjunto histórico-artístico en 1975 por su valor representativo de la arquitectura serrana salmantina. Tiene fama que en ella se refugió el caudillo Viriato con un grupo de fieles contra los romanos, tradición guerrillera que se repitió contra los árabes y las tropas Napoleón.

Las notas dominantes del conjunto urbano son las batipuertas, los aleros pronunciados, las solanas y miradores de madera, las calles estrechas y empinadas entre muros de piedra o de adobe que,más que calles parecen una prolongación natural de las sierras, por los regueros que desde sus laderas descienden al pueblo con el deshielo. En suma, puede afirmarse, y muchos así lo hacen, que Candelario es uno de los pueblos más sugerentes del macizo gredense.
Candelario Salamanca una Batipuerta

Mencionada la leyenda sobre Viriato, asentado con sus huestes en la que entonces se llamaba Lusonia, hay que señalar el asombro de los primeros cristianos al ver descender de las cimas a sus pobladores cubiertos de pieles. La comarca es conquistada por los primeros reyes  castellanos en los siglos XI y XII, en duros combates contra los musulmanes que se hacían fuertes en el interior de las gargantas candelarienses. Sus gentes participaron en las batallas de las Navas de Tolosa en 1212 y en la del Salado en 1340, por lo que recibieron de la corona sendas mercedes. Durante la invasión napoleónica Candelario vuelve a ver entre sus calles a los rebeldes patriotas agrupados en guerrilla de Lanceros salmantinos, en busca de provisiones antes de retornar al monte. E igual sucede tras la Guerra Civil con los maquis, antes de que un peinado general acabara con el último residente.
Candelario Salamanca Cuesta de la Romana

El monumento más destacado del municipio es la iglesia parroquial, señera en lo alto de la Cuesta de la Romana y a la que se accede por una larga escalera. Es de estilo gótico tardío de inicios del siglo XVI, con tres naves, ábside poligonal y un rosetón de complicada lacería. Sus muros son de mampostería y sillería bien labrada. En el interior cuenta con magníficas tablas, un pequeño retablo plateresco titulado "Los Mártires" y una cruz procesional de plata en estilo toledano también del siglo XVI. Su crucero es muy hermoso y notable el artesonado, sobre todo el del ábside central. Fue el rey Enrique III quien concedió a Diego López de Zúñiga, ayo de Juan II, el señorío de estas tierras, obteniendo sus sucesores el ducado de Béjar. Testimonio de este pasado es el escudo de armas en la portada norte de la iglesia.
Candelario Salamanca Cuesta de la Romana desde la iglesia

También destaca el Ayuntamiento, construido en 1895, con amplio salón de reuniones y hermosa escalinata.

Extraido de la revista Periplo, número 121, año XXI, edición para España, de la editorial INCAFO.
Texto de Juan José Zorrilla. Fotos: Candy Lapesino, Juan Hidalgo, Juan Antonio Fernandez y Angel Ortega /incafo

3 comentarios, agrega el tuyo:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...