google-site-verification: googlee5e2c584cdffeb12.html
google-site-verification=MYxwtMBCFhVfNfXoCJK17btqinNPegHrpvCdswHUwZE

Videos de Candelario

lunes, 30 de abril de 2012

Redescubriendo a Toribio López, Obispo del siglo XVI


A mediados de Mayo de 2011 publicamos en este blog, basándonos en un artículo de la Hoja Parroquial, que el primer Obispo de Miranda de Douro era natural de Candelario. Pero en ese momento solo teníamos esa referencia, mientras que había otras que situaban su nacimiento en la vecina ciudad de Béjar.

 Carmen Cascón, historiadora y colaboradora del Semanario "Béjar en Madrid", ya estaba indagando sobre los orígenes y la vida de este Personaje. Ahora saca a la luz sus investigaciones en su blog Pinceladas de la historia Bejarana, donde poco a poco y con toda la rigurosidad posible, va desgranando la rica historia de la ciudad de Béjar y su comarca.

Os dejo a continuación la primera parte del artículo sobre este Personaje, que estaba un poco olvidado, hasta ahora.

Gracias Carmen por el artículo y por dejarnos publicarle en este pequeño espacio candelariense.
Ya estamos esperando con inquietud la segunda parte para ver si es cierto que Toribio López nació en Candelario.
 Por supuesto podéis leerlo también en el blog de Carmen,haciendo clic en el título original.




Toribio López: un obispo de origen candelariense en tierras portuguesas (1480?- 1553) (1ª Parte)

Autora: Carmen Cascón Matas

Publicado: Béjar en Madrid, nº 4.673 (07/X/2011) y en Pinceladas de Historia Bejarana (29/IV/2012)

            El saber popular afirma que las promesas se las lleva el viento, mas éste no es el caso. Hace ya unos meses el director del semanario Béjar en Madrid, nuestro querido Ángel Gil, me descubrió un personaje nuevo olvidado en las tinieblas del paso de los siglos y me instó a que le redescubriera. El asunto, me dijo, puede inducirte a escribir un libro o sólo un artículo y eso depende de la documentación que nos haya llegado hasta la actualidad sobre él. Y es que por muchas huellas que dejasen tras de si nuestros antepasados, las injurias del tiempo pueden borrarlas de los anales de la historia. Este parece ser el caso de Toribio López, obispo de Miranda do Douro.


          Lo primero que se puede destacar de nuestro prelado es que no se sabe a ciencia cierta si nació en Béjar realmente. A Ángel Gil le empezó a interesar Toribio López al visitar la catedral de esta ciudad portuguesa y encontrarse en ella una placa con los nombres de los obispos de Miranda do Douro, apareciendo este personaje como primer prelado de la sede (1545- 1553), y en algunas informaciones turísticas paralelas se le hacía natural de Béjar (Salamanca). Era la hora de buscar información para resolver los múltiples interrogantes que se abrían en torno al personaje: quién fue, dónde nació, si la documentación existente revelaba datos sobre su persona. A este respecto sólo puedo afirmar que las fuentes portuguesas más antiguas le hacen natural de Candelario ("Castellano, natural de Candelario, lugar en la Tierra de Béjar y Diócesis de Plasencia”[1]). En todo caso hay que tener en cuenta que a finales del siglo XV y principios del siglo XVI todavía no se realizaba un registro sistemático de los sacramentos impartidos en cada parroquia y la identidad de los sacramentados (bautismo, matrimonio y defunción), costumbre que se transformó en mandato a partir del Concilio de Trento hacía los años 60 del siglo XVI. Sería, pues, prácticamente imposible obtener su partida de bautismo, si bien los datos de filiación y lugar de nacimiento, en todo caso, podrían obtenerse de otras fuentes.

Su genealogía es incierta, si bien se puede deducir una nobleza de sangre en los datos encontrados que puede verse confirmada a través de una jugosa documentación paralela que ofrece luz a este respecto y que trataremos en un artículo posterior. Por las fechas manejadas es claro que el Toribio López, luego nombrado obispo de Miranda do Douro, puede ser el clérigo de idéntico nombre que pulula por las calles de Béjar entre 1503 y 1515, si le hacemos nacer a finales del siglo XV.

¿Cuándo nació nuestro personaje? Es claro que existieron dos personajes coetáneos de mismo nombre: Toribio López, recaudador de impuestos y alcalde de la Tierra de Béjar, como veremos en la siguiente parte de nuestro artículo, y Toribio López clérigo, capellán de San Lorenzo, vicario ya en 1504 y posterior obispo portugués en 1543, siendo ambos probablemente padre e hijo. Si Toribio López había llegado a vicario en 1504, podría tener como pocos 20 años (nacería por tanto hacia 1484) y 61 en el de su nombramiento, muriendo en 1553 a los 69. ¿Puede ser esto posible? Llegar a ostentar el cargo de vicario a edad tan temprana, al igual que pertenecer un año antes al Cabildo Eclesiástico de Béjar[2], sólo puede ser contemplado dentro de una nobleza de sangre y una capacidad económica muy elevada para su tiempo. No sería pues improbable que el vicario de Béjar en 1504 y el obispo de Miranda do Douro fuesen una misma persona, al menos por fechas. Pero se hacen necesarias más pistas para explicar ese rápido ascenso social.
 
El primer indicio que encontré en este sentido fue que un tal Toribio López, clérigo, fue testamentario en 1515 de doña Juana de Carvajal, una de las fundadoras (junto a la duquesa doña María de Zúñiga) del Hospital de San Gil[3]. Esta noble extremeña le nombró depositario de todos sus bienes, entre los que se encontraban 100.000 maravedíes, ornamentos, dos cálices, una heredad en Lagunilla, rentas en el pueblo de Valdesangil y unas casas cerca de la parroquia de San Gil (no olvidemos que el proceso de Reducción Parroquial data de 1568). Asimismo doña Juana vendió algunas propiedades antes de morir con la intención de fundar una capellanía de misas en la propia parroquia, cuyas misas se celebrarían en la capilla de San Lorenzo dentro del templo. Precisamente el primer capellán nombrado para tal efecto sería Toribio López.


Hasta aquí tenemos clara una sola cosa: aparece en escena un personaje, clérigo, llamado de igual forma al que venimos persiguiendo, de cierta importancia social por ser testamentario de una noble placentina. El propio testamento nos amplia información sobre él, pues se le cita como “Venerable Toribio López, Clérigo Beneficiado de San Miguel de Béjar”. ¿Podría considerarse que un Toribio López nacido a finales del siglo XV, como su fecha de defunción parece indicarnos (1553), podría calificársele de “venerable”, un apelativo más propio de un persona de edad, a principios del siglo XVI?
 
(Continuará)


*Aprovecho para recomendaros el blog de mi amigo Joaquín Sierra No sabías que.net sobre Candelario. Podréis encontrar anécdotas, fotos antiguas, artículos de Historia y Arte, folklore, todo lo que podáis imaginar sobre este precioso pueblo cercano a Béjar.


[1] Hoja parroquial de Candelario de 15 de abril de 1973. Esta noticia fue enviada a d. José Luis Buenadicha por d. Francisco Fernández Serrano, Canónigo de Zaragoza y ha sido publicada en el blog Nosabiasque.net del candelariense Joaquín Sierra en 2011. La fuente original es“Collecçam dos documentos, estatutos e memorias da Academia Real da Historia Portugueza, que neste anno de 1721 se compuzerao e se imprimirao por ordem dos seus çensores, dedicada ael Rey Nosso Senhor ordenada pelo conde de Villamayor, secretario da mesma Academia”,impreso en Lisboa en la imprenta de Pascoal da Sylva, 1730. Pp. 190 y 191.
[2] MARTÍN LÁZARO, A.: “Para la Historia Eclesiástica de Béjar y su comarca. Libro de regla del Cabildo Eclesiástico de Béjar” en Ofrenda a la Santísima Virgen del Castañar, Excelsa patrona de Béjar y su comarca., Vol. II, pp. 184 y 185.
[3] MARTÍN LÁZARO, A: “Fundación del Hospital de San Gil”. Béjar en Madrid, n 1.750, 1.751, 1.752, 1.753, 1.754, 1.758, 1.759 (1955). Del mismo autor “Datos para nuestra historia: testamento de doña Juana de Carvajal”, 1935.

3 comentarios, agrega el tuyo:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...